La bella modelo desaliñada.

Hace unos meses visité en Francia  Bretaña y Normandía. Sus paisajes, sus ciudades y pueblos me dejaron atónito. Sus habitantes, apenas visibles, cuidan con un mimo exquisito cada rincón, cada detalle. Apenas cuesta transportarse a la Edad Media porque en muchas ocasiones el entorno lo han ido preservado generación tras generacion en su estado original para permitirnos disfrutar de este legado casi intacto y sólo adaptandolo a las necesidades actuales con soluciones de muy buen gusto. Con seguridad habrá normativas que ayudan a conservar de forma adecuada todo ello pero, por encima de todo está la voluntad inquebrantable de aquellas gentes por contrubuir a esta tarea. Está presente, en definitiva, el amor a su región y el orgullo de mantenerla en este estado.

Se terminaron las vacaciones y regresé a España y, casi inmediatamente tuve que ir a mi querida Sierra de Gata en el norte de Cáceres. De alguna manera, aunque infinitamente mas modesta en lo que a sus pueblos se refiere, me evocó las tierras normandas. Este confín de la Extremadura, limítrofe con Portugal y Salamanca, tiene un paisaje espectacular y unos rincones con un encanto innegable. Sin embargo, por muchas razones que conozco pero que ahora no voy a enumerar, se ha ido degradando poco a poco hasta encontrase en un estado lamentable.

El motivo de estas líneas es el de espolear las conciencias de los responsables de la imágen y promoción de estas tierra y, sobre todo, de sus gentes, para hacer revertir esta tendencia suicida y que, a medio plazo,  podamos volver a sertirnos orgullosos de nuestro entorno.

Sin embargo, las buenas intenciones, las palabras, se quedan en poco si no podemos expresar de forma clara y rápida soluciones prácticas y posibles que ilustren todo ello. Es por eso que se me ha ocurrido recurrir a la imágen y soñar con un resultado para ilustrar todo esto.

A continuación voy a poner unas imágenes de uno de los pueblos más emblemáticos y prometedores de la región: San Martín de Trevejo. Una retrata la calle principal que da acceso al pueblo y la otra enseña otro de sus rincones. Después he recrado mi sueño en cada una de ellas.

San Martin Antes_grandeSan Martin Despues_grande

Blog_antes

Blog_despes. Marzo 2011Simplemente se han elimidado cables y antenas de tejados y fachada. Las nuevas edificaciones blancas se han lucido con cal morena como se hacía antiguamente. Se han puesto flores en entradas, balcones y ventanas y se ha pensado en un tipo de señalización e iluminación de acuerdo con el ambiente que queremos reecrear. Es decir, este ejemplo ilustra un tipo de solución `”low cost” que sólo requeriría el entusiamo de sus habitantes para mantenerla en este estado idílico, que tendría una repercusión inmediata en el turismo y, por consiguiente en el desarrollo de la zona.

Con esto termino y vuelvo al principio. La Sierra de Gata es como una guapa modelo desaliñada. Solo hace falta un buen vestuario, peluquería y maquillaje para hacerla saltar a las pasarelas internacionales.

Otro ejemplo de la misma idea. Esta vez se trata del la pedanía de Trevejo:

Este último  recrea Cilleros

About these ads

2 Respuestas a “La bella modelo desaliñada.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s